MEMBRANA PLASMATICA

Los esteroides, por su parte, tienen una gran variedad de funciones, entre las que se encuentran la regulación del metabolismo, la producción de hormonas y la formación de la membrana plasmática. Son las unidades básicas de los lípidos saponificables, y consisten en moléculas formadas por una larga cadena hidrocarbonada con un número par de átomos de carbono (12-22) y un grupo carboxilo terminal. La presencia de dobles enlaces en el ácido graso reduce el punto de fusión. Los glicerofosfolípidos se sintetizan en el retículo endoplasmático gracias a unas enzimas localizadas en sus membranas que tienen su centro activo orientado hacia la el citosol (Figura 10).

Es interesante que la eliminación de el PI(4,5)P2 de las membranas ya curvadas ayuda en el proceso de escisión. Las membranas de determinados orgánulos pueden observarse extremadamente próximas cuando se observan con el microscopio electrónico. Estos lugares son puntos calientes de comunicación entre membranas, que en la mayoría de los casos supone el intercambio de lípidos. Hay proteínas que se colocan entre las dos membranas cuando están muy próximas espacialmente y hacen de puente para el trasiego de lípidos entre ambas.

Reacciones en la síntesis

El grupo fosfato está unido mediante enlace éster a un , sustituyente polar que puede ser aminoalcohol o polialcohol. Los triglicéridos son los lípidos más abundantes en el organismo. Se trata de moléculas https://chicagosportswear.net/ formadas por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos. Los triglicéridos se encuentran en la mayoría de los alimentos de origen animal y vegetal, y su función principal es la de almacenar energía.

  • Se trata de sustancias incoloras, inodoras e insípidas excepto cuando se enrancian que adquieren tonalidades más oscuras y amarillentas y modifican su olor y sabor.
  • La figura 3 muestra la orientación de los fosfolípidos dentro de la bicapa.
  • Los tres tipos de lípidos más abundantes de las membranas de las células, glicerolípidos, esfingolípidos y esteroles, empiezan su proceso de síntesis en el retículo endoplasmático.
  • El punto de fusión de los ácidos grasos determina el de los
    lípidos que los contienen.

Todas la membranas tienen una gran proporción de fosfatidil colina, pero este glicerofosfolípido es más abundante en las membranas del retículo endoplasmático y en la membrana interna de las mitocondrias. Las cadenas de ácidos grasos de los lípidos son en general más saturadas en la membrana plasmática, lo que contribuye a la disminución de su fluidez y permeabilidad. En las membranas post-Golgi, es decir, membrana plasmática y endosomas, la concentración de esfingolípidos y colesterol es mayor que en el retículo y en las membranas del aparato de Golgi. El fosfoinosítido PI(4)P abunda en el aparato de Golgi y se ha usado tradicionalmente para identificar éste orgánulo.

Conoce más sobre Enlaces químicos

Asimismo se conoce de la importancia que tiene para las aves el ácido linoleico y la presencia de este mismo ácido y sus homólogos en el sistema nerviosos central y periférico formando parte de los fosfoglicéridos. Finalmente, el carácter hidrofóbico e hidrofílico determina las características clínicas de los analgésicos opioides, que son compuestos que reducen el dolor, sin disminuir la conciencia. Hay decenas de ellos en el uso clínico, dado que reducen el dolor a distintos tiempos y con diferentes duraciones, lo que permite elegir en función de la circunstancia. La mayoría de ellos interacciona con un  único tipo de receptor, el mu-opiáceo, que es lipofílico, de forma que el determinante del nivel de tiempo es la lipofilicidad, lo mismo que ocurre con las drogas antiinflamatorias no esteroides.

Esfingolípidos

Los lípidos son biomoléculas esenciales en los organismos vivos; junto con los glúcidos, las proteínas y los ácidos nucleicos. Normalmente, asociamos los lípidos con las grasas como algo negativo; sin embargo, las grasas solo son uno de los numerosos tipos de lípidos. Las grasas y los aceites son los tipos más comunes de lípidos que se encuentran en los organismos vivos. El término triglicérido proviene del hecho de que tienen tres (tri-) ácidos grasos unidos a glicerol (glicérido).

Rendimiento energético en la oxidación del palmitato (16 carbonos)

Los glicerofosfolípidos también forman parte de las lipoproteínas del suero y actúan como surfactante en los conductos de los pulmones. Por otra parte, las células pueden almacenar grandes cantidades de lípidos similares a los glicerofosfolípidos denominados glicerolípidos, los cuales carecen del grupo fosfato y la cabeza hidrofílica. Se almacenan en el interior celular en forma de gotas de lípidos.

Esteroides:

Sin embargo, son solubles en disolventes orgánicos como los alcoholes y la acetona. Los dos tipos de lípidos más importantes son los triglicéridos y los fosfolípidos. Observa cómo los átomos de hidrógeno y oxígeno están unidos a los átomos de carbono en el eje principal de la estructura. El enlace covalente que tienen los lípidos se denomina enlace éster.

Lípidos complejos

Cuando se habla de ácidos grasos saturados e insaturados ¿qué se quiere decir? Si los tres ácidos grasos son iguales, se denominan grasas simples y se nombran con el prefijo tri. Seguido del nombre del ácido graso, al que se añade la terminación .ina. Cuando los ácidos grasos son distintos, reciben el nombre de grasas mixtas.

Es por eso que suele añadirse propilenglicol u otros disolventes.  Queda un doble enlace en el C3, actúa una
isomerasa que lo desplaza a posición 2, teniendo este
residuo el doble enlace bien colocado y se continúa
la -oxidación normal. Dependiendo del número de C del ácido graso el rendimiento varía, al igual que también
cambia por las instauraciones que se producen.

Los fosfolípidos microbianos y los ácidos grasos procesados son digeridos y absorbidos a través de la pared del intestino. La bilis secretada por el hígado y las secreciones pancreáticas (ricas en enzimas y en especial las lipasas pancreáticas y bicarbonato) se mezclan con el contenido del intestino delgado. Las secreciones biliares en especial los ácidos glicocólico, taurocólico y cólico son esenciales para preparar los lípidos para absorción, formando partículas mezclables con agua que pueden entrar en las células intestinales.

Ácidos grasos, glicéridos, fosfolípidos y esteroides

La longitud y el grado de saturación de sus ácidos grasos regulan la fluidez y el grosor de la membrana. Hay una distribución desigual de tipos de lípidos entre las dos hemicapas creando lo que se denomina asimetría de membrana. Pero además, en la membrana plasmática las cargas asociadas a las partes hidrofílicas de los lípidos de la hemicapa interna contribuyen a crear un gradiente eléctrico entre la cara externa y la interna, y por tanto a modular el potencial eléctrico.